Aunque no solemos pensar en ello, las matemáticas impregnan nuestra vida cotidiana y ayudan a mejorarla.